Monumento a las víctimas del 11-M, a la espera de ser inauguradoEl relato se ha comido a la política: la historia de De Juana Chaos ocupó los medios y  los discursos políticos durante meses y el PP movilizó a miles de personas a salir en España a protestar contra su prisión atenuada los días 9 y 10 de marzo de 2007. La casualidad es que el 11 de marzo de 2007* se cumplen ya tres años del atentado con más víctimas mortales producido en España. ¿Se nos había olvidado o es muy malo pensar que querían que se nos olvidara? Se dedican planas y planas de periódicos a tratar el juicio penal contra los encausados, pero no existe el más mínimo debate acerca de la posible responsabilidad política que tal vez deberían haber asumido algunos de los Ministros en aquel momento en el Gobierno.La Comisión del 11-S en Estados Unidos publicó un informe, cuyo éxito lo catapultó a la lista de libros más vendidos,  en el que informaba pormenorizadamente de sus investigaciones. En España la Comisión del 11-M se disolvió en silencio, y aquí ninguna institución legal ha publicado el más mínimo informe independiente de los errores políticos que permitieron que se cometiera un atentado de tales magnitudes en la capital de España, Madrid. ¿No es legítimo que los ciudadanos exijan que los políticos trabajen para proteger sus vidas? Cuando no es así, un atentado tan brutal como el 11-M demuestra que  la seguridad y los controles antiterroristas frente a posibles atentados fueron desastrosos, no sólo de los explosivos (como hemos leído en las declaraciones de Antonio Trashorras, uno de los principales inculpados en el juicio del 11-M), sino por no detectar ni controlar mejor las células de radicales islamistas en España. ¿Debemos entonces exigir responsabilidades políticas?**

Deja tu opinión en la sección de comentarios.

* El gran acto del 11 de marzo de 2007 es la inauguración del monumento a las víctimas del 11-M, monumento que despertó cierta polémica esta semana porque los arquitectos convocaron una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Madrid, y el Ministerio de Fomento la prohibió porque “restaba relevancia a la inauguración del domingo”, en la que estará el Presidente del Gobierno. ¿Es que los políticos españoles no respetan ni a los muertos para hacer electoralismo?

** Víctor Sampedro: Impunidad y desvergüenza, en la revista Sinpermiso (pincha aquí para leerlo)

***Soberbio el documental de La Sexta del 11 de marzo de 2007, Cuando la calle habló. Fue un repaso de las imágenes y los momentos decisivos de esos cuatro días, que pasarán a la historia de la ignominia política española. Si somos capaces, por fin, de afrontar las verdades, por contrarias a nuestra ideología que sean. La pena fue que el documental se emitiera a las doce de la noche, en un horario intempestivo. Esperemos que circule pronto por la Red para refrescar la memoria, que nos hace falta.